fbpx

El costo de la hiperproductividad en la pandemia – Del portatil a la vida del hogar

¿Cuáles son los grandes desafíos que enfrentamos
al pasar de un entorno laboral a trabajar en casa?

Una gran cantidad de personas han pasado meses consecutivos en su hogar desde que se hicieron efectivas las órdenes de permanencia en casa por la pandemia.  Empleados, empleadores, emprendedores y empresarios en diferentes lugares del mundo, se quejan de largas jornadas laborales, donde un día se conecta con el siguiente y de la incapacidad de mantener un horario. Fuera de los desafíos tecnológicos, la disciplina y la sobrecarga, se le suma las expectativas como obstáculos para la productividad. Con frecuencia los empleados y empleadores no dimensionan sus expectativas en tiempos difíciles o de transición.

 

“Dependiendo del motivo del cambio, debe haber un período de ajuste. Para aquellos que hacen el cambio debido al COVID-19, hay factores emocionales y psicológicos que entran en juego, los empleados tienen que lidiar con la soledad y el aislamiento, mientras que otros con las distracciones, tanto empleadores como empleados deben dejar tiempo para la transición.  Revista Forbes To Be Productive During A Pandemic Or Not To Be?

 

Cuando los trabajadores de oficina de todo el mundo se ajustaron a las políticas de trabajo en casa en marzo del 2020, es decir hace aproximadamente 6 meses,  muchos gerentes pensaron que la productividad iba a colapsar, que las distracciones del hogar, el manteniendo de la casa, el  cuidado de los niños hasta las redes sociales, causarían muchas dificultades en los días laborales. Sin embargo según la revista Forbes, muchos Gerentes afirman que sus empleados son muy eficientes cuando trabajan desde casa, pero esta productividad laboral tiene costos sociales, físicos y emocionales que se deben atender.

Algunas personas terminan trabajando más tiempo porque ya están en casa y no necesitan desplazarse a su lugar de trabajo, mientras que otras pueden encontrarse haciendo tareas domésticas, educando a sus hijos durante el día en lugar de tomar descansos. Si bien esto puede parecer un uso muy productivo del tiempo, puede provocar exceso de agotamiento. 

El New York Times, publicó recientemente un artículo llamado “Are Companies More Productive in a Pandemic? – ¿Las compañías son más productivas en una Pandemia?

Aquí se afirma que algunas personas han tenido más dificultades que otras trabajando desde casa, pero muchas empresas dicen que la productividad se ha mantenido en los niveles anteriores a la pandemia, o incluso ha aumentado. Sin viajes largos, conversaciones triviales con colegas y cafés tranquilos en la sala de descanso, muchos trabajadores, especialmente aquellos que no tienen que preocuparse por el cuidado infantil, están haciendo más.

Las empresas también están descubriendo que los procesos y procedimientos que antes daban por sentado, desde largas reuniones hasta actualizaciones periódicas, son menos esenciales de lo que se imaginaba. Y aunque algunos ejecutivos están preocupados por el agotamiento a medida que continúan trabajando desde casa, por ahora están disfrutando de las ganancias.

 

“Estamos viendo un aumento en la productividad”, dijo Fran Katsoudas, director de personal de Cisco.

 

La mayoría de los empleados de Cisco han estado trabajando desde casa durante meses y la Sra. Katsoudas dijo que los datos mostraron que muchos estaban logrando más. Por ejemplo, según el seguimiento de la empresa, los representantes de servicio al cliente están recibiendo más llamadas y los clientes están más satisfechos con la ayuda que reciben.

Los negocios están avanzando, pero los ejecutivos dijeron que trabajar tan duro en forma aislada podría, a largo plazo, llevar al agotamiento,  la soledad y deteriorar la cultura corporativa.

El director ejecutivo de Affirm, Max Levchin, quien fue fundador de PayPal, afirmó “Todos entramos en este impulso de hiperproductividad. Fue como si estuviéramos de vuelta en una empresa nueva “.

Levchin dijo que le preocupaba que el ritmo fuera insostenible. “Mi principal preocupación en cuanto a productividad es el ritmo”, dijo. “Los Gerentes me dicen que existe una posibilidad de un real agotamiento”. Con la esperanza de evitar eso, Affirm recientemente les dio a todos un día libre adicional.

En Chegg, el 86 por ciento de los empleados dijo que su productividad era tan buena o mejor que antes, según una encuesta interna. Atribuyeron el repunte a no desplazarse y no tener límites a la jornada laboral.

Es aprémienme anticiparse y tomar medidas que permitan evitar el impacto negativo del exceso de agotamiento por hiperproductividad en la pandemia

Te comparto 5 maneras de promover y mantener un equilibrio efectivo, bienestar y productividad, independiente de tu posición de liderazgo:

  1. Procura una comunicación efectiva. Asegúrate de que existan expectativas compartidas y una comunicación clara. Los empleados deben asegurarse de tener una comprensión clara de sus entregables y plazos. Los padres deben comunicarse tanto con los maestros como con los empleadores para elaborar un horario flexible que cumpla con los dos plazos y todos deben cambiar su mentalidad para poder aceptar el cambio e identificar las oportunidades que presentan estas transiciones.
  2. Prioriza los entregables, trabaja primero en las tareas más importantes, realiza las acciones más complicadas, urgentes e importantes durante las horas pico. Ser estratégicos en cómo se gasta el  tiempo es fundamental para tener un balance efectivo entre tu bienestar y productividad.
  3. Se proactivo a la hora de manejar el estrés, comienza el día con  gratitud, en oración y/o meditación, escucha mensajes motivacionales, haz ejercicio,  haciendo  esto vas elevar tus niveles de energía para mantener tu salud mental y emocional.  Al final del día, hacer algo placentero como encender velas, bañarse, tomar té, ver una comedia puede hacer una gran diferencia en tu calidad de vida. Debería ser mandatorio para ti definir un tiempo para parar y cerrar la computadora, tu portátil del trabajo para pasar a la vida hogareña.
  4. Redefine el concepto de productividad,  con frecuencia nos involucramos en la armonía de la vida laboral y evitamos la social, perdemos la oportunidad de construir relaciones solidas, que aumentan nuestros niveles de felicidad, fundamental para la salud, la longevidad y la paz interior. El activismo no es sinónimo de productividad, hay que apuntarle al equilibrio, crea intencionalmente espacios para compartir en familia y con amigos así sea por video llamada.
  5. Crea una comunidad virtual de apoyo con tu equipo, donde se promueva y se mantenga la armonía, el interés genuino por el bienestar, la salud emocional y mental de todos. De acuerdo con el informe Mental Health at Work de la organización Business in the Community, existe una relación entre autoridad y depresión que implican un riesgo dos veces mayor para CEOs y altos directivos. El principal motivo es que los profesionales de alto nivel suelen trabajar más horas, tienen más presión para dar ejemplo y disponen de muy poco tiempo libre, lo que, a la larga, implica dejar de lado su propia salud mental. Ante esta situación, los expertos insisten en que la solución pasa por alentar a los altos directivos y miembros de su equipo a hablar de manera segura de su salud mental, y entender que la depresión y el estrés son problemas normales, que pueden tratarse.

Hoy en día, empresarios, empleados, emprendedores y empresas que son conscientes del impacto de la salud en la productividad, están implementando programas  para fomentar una vida sana y equilibrada, el balance efectivo.

 

Sígueme en mis redes sociales, publico contenidos nuevos cada semana.
¡Suscríbete a mi canal para no perderte de nuevos videos!
Facebook  |  Instagram  |  YouTube  |  Spotify

Deja un comentario